Razón Amable

Cuando en occidente nuestro ser concibió el esencial y unitario principio filosofía: amor al saber, por extraña razón,  al mismo tiempo y en el mismo lugar decidió sepultar y olvidar el amor, y dar a la razón pura estatus de principio fundamental. Pero, sin amor al conocimiento no hay conocimiento, con amor se gesta el conocimiento. Revivamos el amor, y de nuevo démonos la razón amable.



.pdf

razonamable@hotmail.com


(2001 - 2012)

©